header
¡Quedó confirmado…!!! | 5/8/2019

México y anexas…las Bardianas

Érase una vez un palacio situado a la vera o circundando la Plaza de la Constitución del territorio que llegaría a ser la Ciudad de México, ahí se dieron los primeros festejos con toros, toreadores, caballos y lanceros las corridas se daban en donde hoy está la Catedral Metropolitana, que duró trescientos años en ser construida por los españoles sin que faltaran las narizotas que metió ese otro monopolio al que llaman Vaticano y desde luego autóctonos y mestizos le entraron al festín, creando con ello, a la par de la devoción por santos y vírgenes extranjeros la práctica hoy conocida como corrupción, como sería la cosa que los mismos patrones del consorcio llevaron a la pena capital por rateros a más de un puñado, (chivos expiatorios?) ¡Ah que cosas! Hoy el señor que ya se metió a vivir al palacio rodeado de gatos que no son callejeros sino palaciegos, en sus narices tiene a los del monopolio pasado protegidos y comulgando libres de todo pecado, clavado al pasado, pa’ decir que ahí se escucharon los primeros ¡olés! lo mismo en el norte del predio que en el sur, en lo que se conocía como La Plaza del Volador (Edificio de la Suprema Corte de Justicia).

Todo esto viene por el señor al que unos llaman dictador y otros populista cuando la realidad es que pa’ calificarlo no hay adjetivo alguno, vamos ni demonio, porque ese título lo usaba el que hasta hace poco regía otro monopolio dentro de la Catedral, el caso es que desde el palacio están ordeñando al o destruyendo al país en todas sus venas ¡ahora sí que los veneros del diablo están excitados! y uno de ellos los es el de la economía o pa’ decirlo claramente no hay lana, y esto lo engarzo con algo que escuche en el Metrobus saliendo el sábado de la Plaza de Toros de Arroyo ¿y cuando se den novilladas en la Plaza México a cuál de las dos vendremos? Porque obvio a la gente no le alcanza la lana pa’ asistir a las dos y hagamos bueno eso de; Más seguro, más marrao. Y que nunca se nos olvide que Arroyo es la Plaza que ha echado pa’ lante.

Más no nos adelantemos al futuro y sigamos gozando del Arroyazo donde la fórmula les ha prendido con más euforia que una quinceañera en pleno vals, tres festejos y como embarazada de nueve meses a punto de reventar, eso en lo que se refiere al retratarse en la taquilla, ¡Olé y olé empresario! Que almuerzo más jugoso se receta usted los sábados lo cuales está muy bien y hay que aplaudirlo porque mientras los empresarios ganen darán el do de pecho, en el aspecto taurino sí creo que se ha andado como diría Carlos Gardel -A media luz- porque de una docena de críos que le han jalado el badajo a la campana ninguno ha pegado un campanazo, y no me refiero a cortar orejillas sino a dejar huella, porque a estas horas no nos acordamos francamente de ninguno de los once desfilantes, más afortunadamente este 3 de agosto quedó confirmado que uno come aparte se llama; José María Mendoza.

El sábado no conectó del todo por varias y entendibles razones, la primera es que se crea un vacío de enfriamiento entre el partir plaza y que de a lado en donde se halla el juez salga un sonido microfonero que; ¿quién sabe qué dice?, pero es como abrir un paréntesis innecesario y máxime si lo convierten en spot publicitario, la gente viene al toro que es una mona, bueno decir que quedó confirmado que el toreo de José María Mendoza es de tal verdad, seriedad, pulcritud y arte, que marca diferencia, además que su academia le dio pa’ demostrar que no obstante su juventud le da pa’ ser un primer espada que se echó al hombro el buen curso del festejo, a la salida en los corrillos y en las mesas de sabor gourmet una sola era la plática, si le hubiese tocado a José María el tercero o el cuarto el festejo se hubiese ido pa’ arriba como el aroma de la barbacoa, yo no lo pienso así porque pa’ eso son los sorteos, pa’ que la suerte se vaya del brazo que se le da la gana, aunque siempre hay que buscarla, esto es como la inspiración diría el genial Picasso cuando bajan las musas ayudan, siempre y cuando uno este frente al caballete.

Mas también debo decir que como esta vez no recurrieron, afortunadamente, al futbolero sorteo pa’ armar los carteles, sí se debió de pensar que novillero iría mejor o con mayores posibilidades de acoplamiento con determinado encierro, así Mendoza estaba cantado pa’ el de San Martín, como los toreros chaparrillos deberían de echarlos con el encierro de bureles bajitos y los larguiruchos con los altos, en fin la empresa sabe su negocio y solo pasársela al costo, la gente se está decantando a lo mejor pa’ la próxima temporada que se corran cinco cornúpetos aplicando la fórmula de cuatro novilleros y que el triunfador se despache un quinto, pa’ crear más pique o estímulo, con lo cual no estoy del todo convencido pues si pa’ un novillero no es bastante provocador el solo hecho de partir plaza, pues que se largue a su casa a partir nueces.

Comparte este contenido: