header
Ovaciones para la terna en el Domingo de Resurrección en Sevilla | 16/4/2017

Excelente ambiente para la apertura de temporada en Sevilla, con cartel de ‘No hay billetes’ colocado en la taquilla desde media mañana. La tarde se desarrolló sin triunfos pero tuvo detalles interesantes, recibiendo ovaciones los tres toreros del cartel: Morante por su toreo al natural en el cuarto, Manzanares por su buena faena al quinto y Roca Rey por su gran disposición toda la tarde Morante se lució a la verónica en el primero de la tarde, meciéndose en lances suaves rematados con una bonita larga.

El toro arrolló a su banderillero Lili a la salida del primer puyazo, por fortuna sin consecuencias, y manseó en este tercio. Morante logró encelarlo con temple dando una primera serie a pies juntos y una segunda llevando más largo al toro, con muletazos de calidad.

A partir de ahí el de Cuvillo se rajó definitivamente y la faena acabó. Pinchó reiteradamente. Silencio. Morante brindó su segundo toro al premio Nobel Mario Vargas Llosa y comenzó en buen tono la faena toreando con la derecha.

También logró buenos naturales, largos y de calidad, a base de llegarle mucho a un toro tardo y bastante parado. Por ese pitón logró los mejores momentos de la faena y de su actuación hasta que el de Cuvillo se agotó por completo.

Fue ovacionado. Bonita competencia en quites en el segundo de la tarde. Roca Rey toreó por chicuelinas y Manzanares replicó en el mismo palo bajando las manos y rematando con buena media. La faena tuvo un primer momento por la derecha interesante, pero en uno de los remates el toro cayó y después lo acusó, acabándose muy pronto. Hubo silencio para el diestro alicantino.

Manzanares logró entonar la faena al quinto a partir de la segunda serie con la derecha. Surgieron los primeros oles y siguió una nueva tanda por ese pitón que hizo sonar la música. La faena creció más todavía al natural en dos series de mucha naturalidad y ligazón. Cuando volvió a la derecha, el toro ya se lo pensaba más, pero resolvió con torería. Mató al segundo intento y perdió el triunfo.

Roca Rey estuvo muy dispuesto en el recibo de capa. Morante hizo en este toro un quite por verónicas rematado con una media excelente. El peruano replicó por gaoneras ceñidas en el centro del ruedo. Comenzó la faena con un pase cambiado por la espalda y toreó ligado con la derecha. Hubo una serie más por ese pitón y cambió a la zurda para llevar templado a un toro que fue cada vez a menos.

Terminó la faena muy cerca de los pitones y mató de estocada. Ovación.

El peruano puso toda la carne en el asador en el recibo al sexto, toreando a la verónica con las dos rodillas en tierra. El toro dio un volantín al llevarlo al caballo y lo acusó perdiendo las manos, por lo que fue protestado. En la muleta se vencía por el derecho y puso a Roca Rey en apuros. Lo intentó el torero por ambos pitones hasta apurar todas las embestidas sin lograr calentar el ambiente por la sosería del toro. Mató de pinchazo y estocada.

FICHA: Real Maestranza de Sevilla. Se lidiaron toros de Núñez del Cuvillo, bien presentado y juego desigual.

Lleno de no hay billetes. Minuto de silencio por Manolo Cortés, Pepe Ordoñez y el niño Adrián Hinojosa. 

Saludó en banderillas Rafael Rosa en el segundo de la tarde. Asistió al festejo desde el palco de la Maestranza la Infanta Doña Elena.

Morante de la Puebla, silencio tras aviso y ovación.

José María Manzanares, silencio y ovación tras aviso.

Roca Rey, ovación y silencio

Comparte este contenido: