header
Curro Díaz saluda una ovación en el mano a mano con José Garrido | 16/4/2017

Una corrida con romana de Montealto imposibilitó el triunfo tanto de Curro Díaz como José Garrido en el mano a mano celebrado en Las Ventas en el Domingo de Resurrección.

Hubo grandes pasajes de ambos: José Garrido destacó con el capote mientras que Curro Díaz firmó una faena de muleta al quinto que se vivió con intensidad en los tendidos.

Se trataba de la reedición del festejo que tuvo lugar en la Feria de Otoño de 2016, en la que ambos lidiaron con una corrida dura. Por ello, el público les hizo saludar una ovación al término del paseíllo.

En tarde nada ventosa, el jabonero que hizo quinto, de 615 kg, bizco del derecho, cambió el curso de la tarde. Curro Díaz le instrumentó muletazos pintureros, como los trincherazos del inicio, que enseguida llegaron a los tendidos.

Luego, relajó la figura y giró sobre la pierna para ligar, toreando por ambos pitones en una faena completa que no fue refrendada con la espada, al matar de una estocada caída.

Con el primero de la tarde, el de Linares escuchó palmas tras desarrollar la labor en los terrenos del tendido 7, ante un animal ancho de sienes y astifino, que no tuvo motor. Con el tercero, de 630 kg, alto y de mazorca ancha, de embestida bruta y violenta, abrevió.

José Garrido tuvo la intención de dejar sello desde el inicio. Su saludo con el capote al segundo de la tarde, que humilló pero fue tardo en el caballo, tuvo torería y empaque.

Fueron verónicas rodilla en tierra y posteriormente en pie con garbo. Luego por la muleta se dejó algo más por el derecho porque por el izquierdo repuso. La estocada a cámara lenta quedó caída.

El cuarto hirió a Antonio Chacón al entrar en el burladero. Lo había recibido el extremeño con verónicas y lo mejor vendría en el quite por chicuelinas de mano baja, con el capote arrastrado y una larga rodilla en tierra. Entró tres veces al caballo. A la faena de muleta le faltó ligazón, hubo algún natural suelto pero al ligarle el toro protestaba y decidió cruzarse y colocarse correctamente en cada muletazo.

Al toro más pesado de la corrida, de 680 kg, manso, reservón y que embistió  con la cara suelta poco le pude hacer y anduvo mal con los aceros.

Parte médico Antonio Chacón:

Puntazo corrido y rotura fibrilar 1/3 distal bíceps femoral muslo derecho. Es atendido en la enfermería de la plaza de toros y se traslada al Hospital San Francisco de Asís con cargo a la Fraternidad. 

Pronóstico reservado.

Firmado: Dr. García Padrós

Comparte este contenido: