header
Qué tristeza, ya llegó el 2017, lo lamento. | 2/1/2017

 

El Toro en México

En este país tan a la mexicana, donde perdura esa frase ‘Con el hocico sangrando’ usada en una de las apologías al dolor y a la aventura, que redactará como metafórico epitafio entre muchos otros, uno de los hijos predilectos del pueblo ‘Fello’ Jiménez ‘amanecí otra vez’, nada más que con renovada fecha 2017 ¡Que jodedera! ¿O qué acaso ya se nos olvidó eso de más vale malo por conocido?, y pa’ que vean que no ando tan errado, bastaría con decir que cuando menos hasta ahora ya sabemos quienes son los que nos están jodiendo y en cambio pa’ este 2017, no sabemos si todos sigan con la misma coraza o si le cambiarán el color de su camuflaje y además tampoco sabemos cuantos más se les unirán.

¡Ah que país éste!, donde la gente celebra y brinda por anticipado, el que en este 2017, nos van a poner aún más, contra la pared, ¿a que viene entonces tanto abrazo?, ¿qué?, ¿son por los preludios de los buenos deseos? Menos mal,. ya me había yo inquietado, como inquieta está la gente por lo que venga, por lo que sea, que de todas maneras seguramente no será nada bueno, ¿por qué habría de serlo?, no ha habido prácticamente nada bueno. Y si mucho de lo otro.

Por acá hay cosas más que preocupantes, más allá de lo que aquí llaman ‘gasolinazo’ y que hoy en este día se lo están recetando al pueblo, dicen que el aumento será hasta de un 20% en algunas partes ¿pues con razón la gente se felicita y tan efusivamente se desea buenos deseos?, los que saben de economía y según del bando que sean, cártel o mafia a la que pertenezcan coinciden en algo y es que todos tienen opiniones diametralmente opuestas, los hay quienes piensan que el líquido generador de energía desde hace mucho debió de dejar de ser subsidiado, otros piensan que como en algunas partes del subsuelo, entiéndase tierra o mar del territorio tricolor, ahí, hay líquido negro, en lo que alguien llamó alguna vez ‘los veneros del diablo’, éste líquido, el que no sirve absolutamente para nada en esas condiciones en que se halla, por arte de magia, se salga y se suba a una barquita o a un camión, luego en un acto de brujería se meta solito a las refinadoras, después siguiendo con lo mágico se introduzca a los barriles o a las pipas y en un acto inverosímil, aparezca en las máquinas expendedoras o en los tanques de gas y que por eso los consumidores den en forma de dadiva lo que sea su santa voluntad, la verdad yo no sé a quien le asista la razón, máxime que mucho de éste proceso se costea en dólares, eso sí, un grandísimio porcentaje de lo que se paga es impuesto que va a dar directivo a las espuertas del gobierno, ahí es donde el gato está encerrado, populistamente no nos aumentan los impuestos pero nos los extraen con el precio de la gasolina, por eso le quitaron el subsidio pa’ que la lana les entre directito.

Mas la realidad es que por una o por otra de las causas, es que el 99.99 de la gente, la noche de anoche y en el recalentado de hoy, el que se da en esa comida a la que elegantemente se le conoce como ‘Open house’ también se brinda y se dan abrazos pues todos tenemos motivos para ello, como si fuésemos de la pandilla de los señores y señoras con título o sin el que se auto despachan de las arcas retechonsísimas que tienen en las cámaras de senadores y diputados o como si fuesen miembros de esa casta divina que es a la que pertenecen los gobernadores, que más que rateros son unos cínicos que deberían de llamarse tornillos, tuercas, resortes porque forman parte de la trituradora llamada gobierno.

Y bueno por ese hecho entre otros, es que en este 2017, nos estamos abrazando como festejando lo mejor y aplaudiendo ahogados en burbujas los deseos pa’ el porvenir, que ya no es futuro y si presente ¡Que viva la pepa! Que al cambio ahora las cornadas no se las pegan los toros a los toreros, sino el empresario mayor y su cuadrilla de este negocio lucrativo llamado política, a los que como muchos, no es que seamos los bueyes de la yunta, como ellos creen. ¡Claro que no! Ni tampoco somos orientales como el chino pa’ solo mirar sin saber que mirar, cuando en verdad solo somos unas víctimas de la realidad, pues esto que esta pasando en el país, siempre ha pasado, incluso el genial Luis Buñuel lo tituló en las marquesinas de los cines como ‘Los Olvidados’, lo que pasa, que entre tantos brindis, abrazos y parabienes, se nos olvida quienes somos y por quien votamos a lo loco, sin tener idea quien es el pájaro de cuenta que nos ponen en la boleta y que será él, quien nos pondrá la bota en el cogote, ¿sabe usted el nombre de su diputado por el que voto y que es el que se auto adjudica cientos de miles de pesos en bonos pa’ recibir al nuevo año? ¡Que tristeza 2017!

Por la lógica del descarte, en este año y después que hoy arrancó el gasolinazo quedó confirmado quién será el próximo presidente de este país, sabiéndolo ya, se hace necesario que saquemos la lupa y lo empecemos a seguir con ella, haciendo buen uso de las redes sociales le digamos, día a día, instante a instante, al más fiel representante de La Morena, qué no nos está pareciendo del país y de él en lo particular, como su excesivo populismo o tanto aparentar voltear hacía donde estamos los jodido, pero que no se le olvide que el dinero que seguirá moviendo a éste país está en gran parte en manos de los empresarios, los industriales, los banqueros y a ellos también les tendrá que dar una lidia muy templada, digo esto pa’ que vaya tomando cartas sobre el asunto y cuando llegue el momento que ahora sí, de a devis, sea el Presidente Legítimo de México, ya vaya más encarrerado.

Por lo pronto, como esta pluma, no amaneció cruda ni desvelada, desde éste instante, tengo el firme propósito de aumentar mí faena en un 20% y entre ello estará el dar a luz un nuevo libro que versará sobre cómo armar y desarmar una plaz

a, ¿será  la México o la de La Constitución?

Comparte este contenido: