header
La México, ya no es la México.. Letras en Puntas | 5/12/2016

Vamos a tratar de cumplir pa’ asegundar una semana sí y la otra también, lo cual aunque suene lógico y taurino, parece ser que en el medio taurófilo de la capital mexicana, no se dio este fin de semana, cuando a gritos la afición, la tradición y la coherencia, exigía que el cartel del sábado 3 fuera ajustado con una sustitución, debido a una no comparecencia más clara y más cantada que las golondrinas en tarde de despedida. Solo pa’ refrescar memoria asentar que pa’ esa fecha estaba montado en el cartel Luis David Adame, quien desde hace prácticamente un mes se sabía que por razones médicas o por las que usted quiera pensar, no estaría en Puerta de Cuadrillas este fin de semana, más por otro lado el domingo 27 de noviembre, dos toreadores se adjudicaron tres peludas y por ello ahí había una inclusión clavadisima pa’ la sustitución, en la persona del matador Sergio Flores, que había abierto la Puerta Grande, ¿entonces qué sucedió?

¿Por qué la empresa no aplico el manual de tradiciones y costumbres? Las causas pudieron ser varias y por qué los lectores nos han pedido una explicación sobre el extrañamiento, es que vamos a tratar de abordarlo, aclarando de antemano que esto no tiene nada que ver con el resultado del festejo en cuestión, dado que el razonamiento viene desde antes.

Primeramente si el cartel estaba anunciado en tercia, así se debió de haber dado, incluso hasta surge la duda en el sentido que las autoridades de la delegación política la Benito Juárez, a la que está adscrita la Plaza México debió de haber velado, para que ese formato se respetara.

El proceder de la empresa dio a entender que para ella resultaría más atractivo ver a Sebastián Castella y Octavio García ‘El Payo’ con un toro más pa’ c/u en un cartel en dualidad, que no en mano a mano, que aunque parezca lo mismo no lo es, pues las formas son las formas, aquí se desprenden un par de dudas como sería el pensar ¿si cuando la empresa consultó a los apoderados de ambos toreros? la inminente modificación del cartel y fue ella la que propuso como modificarlo o si fueron los apoderados éstos quienes decidieron dividirse el pastel (la torta) lo que sí, que en el ambiente siempre quedara la sensación de que el matador tlaxcalteca Sergio Flores, por alguna razón fue menospreciado.

Y una observación más ¿los apoderados de los cuatro matadores, que tenían desde endenantes la posibilidad de sustituir a Luis David Adame, se presentaron ante la empresa para manifestarle cara a cara, que sus poderdantes ahí estaban presente para la sustitución? esto siempre y cuando esa petición en su momento fuera avalada por las orejas del triunfo, así mismo la gente nos inquirió sobre si la empresa opto por el cartel en dualidad pa’ ahorrarse los honorarios del tercer torero, lo cual no creo que ésta haya sido la razón, es más, lo lógico pudo ser que los apoderados dijeran, vamos matando tres y tres y venga a la mitad de los honorarios del otro torero. Esperamos haber podido servir al público.

Y bueno, ya sobre el escenario sucedió que el sábado la gente ausente se manifestó fuerte y otra tajadita atestiguo cómo ante los toros de San Isidro Octavio García ‘El Payo’ anduvo en sobrio toda la tarde, elevando la aplicación sobresalientemente en el del epílogo arrancando una oreja que como si fueran más, lo pusieron pa’ el próximo sábado como favorito, pa’ llevarse de corbata a los que salgan a su lado, por otro lado Sebastián Castella anduvo sin andar y no dijo más, que no hay nada que escribir, ¡a casa!

Al día siguiente con menos gente en el cemento donde ahora dicen asusta tanta desolación, trajeron unos toros de Julián Hamdam, pa’ el torero de mayor hermosura en su torear que hay en México, Juan Pablo Sánchez, con uno estuvo tan excelso que le valió una oreja, como carente de poderío con el otro que lo exigía.
Miguel Ángel Perera por ahí tuvo una opción y en el otro ninguna y eso que él tiene muchas opciones.
A Fermín Espinosa le debió de haber quedado muy claro que la gente nunca le perdonara el favoritismo que la empresa anterior mostro hacia él.

Y solo decir lo lamentable que resulta el que nos tengamos que estar ocupando más de los tejes y no manejes, en vez de lo que esté sucediendo en el albero, pero lo cierto es que las corridas en la capital, no terminan de romper y lo que si se está rompiendo cada día más, es el ánimo, quedan cuatro festejos de esta etapa con diez lidiadores y siendo realistas los de luces aún pueden encender el alumbrado navideño, aunque los tendidos permanezcan oscuros y así seguirán cuando menos este año en razón de que la afición le está manifestando a la empresa que en la fiesta brava, paradójicamente los cambios, no pueden ser tan a la brava.
Que tristeza La México, ya no es la México. Pues ahora estamos empezando la época New age.
 

Comparte este contenido: