header
Noche de Caballos y Embrujo en Tlaquepaque. | 12/4/2018

El primero de la noche, Sebastián Torre, quien abrió la plaza con un toro de San Pablo que fue de menos a más. Corta una oreja tras faena entregada y con rejonazo en buen sitio. 

Pablo Hermoso con su primer toro, embestidas nobles. Muy bien en el segundo tercio, variado en las suertes. Pega de los forcados de Mazatlán al primer intento. Hermoso de Mendoza mató de rejón trasero y caído. Recibe aplausos. 

Emiliano Gamero en faena con mucho son se entregó con la afición presente en la centenaria plaza. Mató de entera trasera y descabello. Los forcados de San Luis Potosí hicieron su pega al primer intento. Vuelta al ruedo de Emiliano, acompañado del forcado de cara. 

Guillermo Hermoso de Mendoza, con un toro de la misma ganadería, el cual no cooperó del todo. Tuvo que exponer sus cabalgaduras para exprimirle las embestidas. Mató de tres pinchazos y estocada. La combinación de ambos grupos de forcados hizo la pega en el primer intento. Vuelta al ruedo de Guillermo Hermoso y el forcado de cara. 

Pablo Hermoso en su segundo. Un toro con más movilidad al que le cortó las dos orejas tras una faena, donde el astado le apretó en varias ovaciones. Variado en banderillas con piruetas incluidas. El rejoneador español mató de un rejonazo en buen sitio. 

Y en el último toro, Emiliano Gamero dejo ir el triunfo grande al fallar con el rejón de muerte. Tras una faena de verdad muy torera con el astado más grande del encierro, Gamero embrujó al respetable con una muestra de sus equinos a la alta escuela, templando siempre al toro. Mató de dos pinchazos y entera, escuchando un aviso. Vuelta tras petición.

Comparte este contenido: