header
Arrancaron las Vacadas en la Plaza México | 10/3/2018

Fue una tarde larga y soleada. Quienes no están acostumbrados, terminaron cansados o bien hasta aburridos, ya que ver 25 toreros en una Cala o Vacada, requiere de mucha paciencia, ya que hay que observar a cada uno, para encontrar sus virtudes y ver sus errores.

“Son experiencias que vamos tratando de conocer y hoy salieron varios nombres interesantes, y uno quisiera que todas las vacas embistieran y esto es la capacidad de meterlos, sacarlos, cambiar los turnos, regresarlos, y de acuerdo a las condiciones de las vacas, ver las condiciones de los novilleros”, expresó Mario Zulaica, director artístico en La Plaza México.

La plaza México se abrió a su primer certamen de Vacadas, con el fin de encontrar varios toreros que les permitan incorporarlos al serial Nacional Novilleril 2018, que, entre marzo y octubre, darán festejos en todo México con la suma de 12 empresas.

Se inscribieron 117 toreros, de cuales 17 por estar o fuera de México, o les falta madures, por lo que se quedaron fuera, y únicamente son 100 los que se probarán.

De esta primera ronda de cuatro que será- restan 75 por observar, destacaron varios jóvenes, que fueron observados por Mario Zulaica, Director Artístico de la Plaza México; Además de Alberto Elvira que dirige el Proyecto Taurino EMTSA, para la detección de toreros, así como medios especializados que estuvieron presentes, para dar fe y ver a los toreros.

Destacaron en la jornada inaugural: Carlos Mauricio Medina, Emiliano Villafuerte El Moso, José Pablo López Ruvalcaba, Pablo Elías Pérez, El Panita, Fernando Romero Carillo, Ramón Jiménez, Francisco Miramontes, Alejandro Fernández, y Rodolfo Mejía El Tuco.

“Me encontraba con una incertidumbre muy grande, porque estuve dos temporadas fuera de la Plaza México, y volver a una prueba con vacas, fue una responsabilidad enorme para mí, y esperemos que nos den la noticia de estar dentro de alguna novillada”. Dijo El Moso, novillero de Morelia, Michoacán.

Quedó claro que la camada de novilleros que iniciaba hace 10 años y se quedó trunca a pesar de pedir su oportunidad, no todos mantuvieron esa constancia de forma y a pesar de su esfuerzo, toreros como Pablo Alonso Soberanes, Pepe Medina, Saúl Vásquez, no lucen a la capacidad de los más jóvenes.

Torear una vaca es una apuesta compleja, ya que hubo de todo las bravas, fuertes y débiles. Por lo cual no sí hubo capacidad de lidia, perdieron su posición.

“Aquí dependía de cada torero y sus capacidades. Además de sus aptitudes para estar delante y eso observamos”. Reiteró Zulaica.

Alejandro Fernández de Guadalajara, Jalisco, fue de los destacados con un toreo muy aseado y puro.

“Tuve sensaciones muy bonitas con el animal, llevándolo largo, y estando con verdad y el corazón, que es el toreo que busco y me gusta”, dijo el tapatío que para el significado de torear es hacer una obra delante del toro.

Otro joven de Jalisco a quién a falta de embestidas, el le fue a su vaca y anduvo por la cara fue Francisco Miramontes quien mostró voluntad y hambre.

“Las cosas no fueron fáciles, y volver a pisar esta plaza, aunque sea con una vaca es una meta y un sueño, porque esta plaza vale la pena”, dijo el llamado Lagartijo que tiene un valor espartano y la actitud de quedarse quieto, sin temores delante del burel.

La próxima semana será la segunda vacada en México y vendrán otros 25 toreros decididos a buscar su continuidad de caminar con más garantías en el mundo del toro.

Comparte este contenido: