header
“El Zapata”, faena de escándalo en Pachuca | 8/10/2017

Pachuca de Soto, Hidalgo.-Uriel Moreno “El Zapata”, armó la escandalera durante el festival a Beneficio de los Damnificados al ponerse en marcha la Feria de San Francisco Pachuca 2017. Gerardo Adame corto oreja al igual que Antonio Lomelín, aunque en distintas facetas.

 

El cartel fue completado por Rafael Ortega, Alfredo Ríos “El Conde”, quienes escucharon palmas y Angelino de Arriaga naufrago con la espada escuchando dos avisos, ante el impecable y bien presentado encierro de “El Rocío” de Don José Manuel Fernández, aplaudidos por su seriedad en general y gran juego del 3º. de la tarde.

“El Zapata” al recibir de rodillas con tres largas cambiadas prendió mecha ante un entusiasta público que se le fue entregando en la medida en que avanzaba la faena. El puyazo de Pedro López y el oportuno toque a cuerpo limpio de Francisco López dejaron a tono al ejemplar de “El Rocío”; colocado el toro frente al burladero de matadores Uriel se adueñó del centro del anillo para cuajar un extraordinario tercio de banderillas en un 3 en 1.

En forma rítmica “El Zapata” colocó en todo lo alto el par Monumental, ligado al par del violín y cerrar en círculo con un par al cuarteo valedero para dar una sonora vuelta al ruedo tapizándolo de sombreros frente a un delirante público, la faena de muleta fue iniciado con el pase del imposible y después darse a la tarea de templar cada serie en redondo tanto en el lado derecho como a pitón contrario. Cada suerte, así como cada arabesco que hacia Moreno le llegaban al púbico de tal modo que se había conformado una abierta clara comunicación entre el público y el torero.

Pese a haber pinchado en el primer viaje reventó al toro en el siguiente recibiendo una oreja entre grandes aclamaciones por el delirio impregnado.

Gerardo Adame, la valentía a pesar de la inexperiencia llevaron a Gerardo a obtener una oreja al levantarse de dos violentas empaladas y muy valoradas por el público, el premio fue producto de haber metido la espada a la primera y salir huyendo por más de diez metros impregnado a los pitones del serio ejemplar que al romper la carrera cayo a la arena provocando que el público con pañuelos en mano solicitara la premiación.

Antonio Lomelín por el estilo paso fatigas tanto con capote como con muleta pero la habilidad para brindar al público la faena con bandera de México en mano, arranco el sentimiento del asistente y pese a dos avisos del peligroso toro con una fulminante estocada le fue entregada la oreja que rechazo por las protestas.

Rafael Ortega lucio durante el segundo tercio con un cuarteo y un par al violín; Abrevió la faena en cuanto el toro se le coló un par de veces para irse por la espada y escuchar palmas.

Alfredo Ríos “El Conde”, ante la seriedad del toro más hecho del encierro logro algunos pases por derecha, no obstante, pese a las embestidas con la cara alta. Estocada caída dividió las opiniones.

Y Angelino de Arriaga se la paso reponiendo terreno durante la faena de muleta y el naufragio llego al pasarse de tiempo en la faena y perder la brújula con ambas espadas, a grado tal que después de dos avisos recibió sonoro abucheo.

Comparte este contenido: