header
Joselito Sáenz, Soñador de Gloria y oreja en México | 8/10/2017

Joselito Saenz, fue el triunfador de la décima tarde de “Soñadores de Gloria”, al cortar una oreja a su primero, lo que le significó lidiar al quinto de la tarde y escuchar dos avisos en su segundo de lote; en tanto el español David Salvador que debutó en México, saludó en el tercio con fuerte ovación, tras una faena con mucha disposición; y en el sexto de la tarde, pechó con un toro complicado, al que al final le ha podido torear a gusto, y hacer una faena , palmas a su labor.

Este domingo en la plaza México se lidiaron tres Xalmonto de Pablo de Haro, uno de San Judas Tadeo y dos de San Toribio.

EL primero de Xalmonto, correspondió a Francisco Martínez quien tuvo empeño y padeció algunas complicaciones del burel. A pesar de su empeño y colocar banderillas, el torero tuvo detalles y terminó dejando dos estocadas y escuchando un aviso.

El colorado de San Judas de Tadeo que se quedó desde el pasado 7 de septiembre, dejó ver su buen fondo y aún que no se apretó y exigió el torero, en una faena aislada le pudo hacer detallitos interesantes, mató de entera para una oreja.

El ejemplar de Sesscose, de Xalmonto, se quedó un poco por debajo de las condiciones de un ejemplar exigente, al que había que estar muy colocado, o este se lo llevaba. Sin embargo cumple y seguro mejorar el torero.

David Salvador, se presentó en la México y logró momentos de mucho arte ante Xalmonto, obediente que fue bien mandado con el capote. Lamentablemente el burel le faltó mayor celo y su faena tuvo pases de uno a uno. Al final dobla por una estocada entera y saluda en el tercio y logra su derecho a lidiar el sexto de la tarde.

Apareció el quinto de San Toribio con mucho cuajo, y presencia para Joselito Saenz que se veía pequeño de talla. Sin embargo en su faena, el burel, siempre le cogía el engaño, y el potosino padeció este celo. Estocada para escuchar dos avisos.

Cerró otro de San Toribio para David Salvador, en berreno alunarado, le dejó ver en la estética a torero aragonés quién dejó ver su buena escuela a pesar de la descoordinación que el berrendo le presentaba, palmas a su labor.

Comparte este contenido: